Un gesto vale más que mil palabras a un bebé

Votar

No hay dudas de que un gesto vale más que mil palabras. De la misma manera con que el bebé gesticula para pedir que lo cojan en brazos, los padres también pueden utilizar el lenguaje de los gestos para enseñar y ayudar a sus hijos a hablar. Ya no basta con plantarse delante del bebé y pronunciar palabras, una y otra vez, para enseñarle a hablar. Hay que gesticular, apuntar con el dedo a lo que se quiere que aprenda, saludar con la mano, e interactuar con los bebés a través de los brazos, de las manos y de todo el cuerpo.

Más Información – Un gesto vale más que mil palabras a un bebé

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top