www mincomercio gob ve planilla para aragua

Mi paciencia con los cólicos de mi bebé

LLoraba sin parar, se ponía rojo mientras agitaba los brazos y las piernas sin consuelo. Empezaba a las ocho de la tarde y no paraba de sufrir hasta las doce de la noche, que se dormía por aburrimiento. Más Información:Mi paciencia con los cólicos de mi bebé Leer Más »

Scroll To Top